Centro de Entrenamiento Personal Granada

Entrenamiento para niños: Desarrollo y Salud

Los niños, durante su infancia se encuentran en una etapa crucial para su desarrollo físico, motor, fisiológico y mental.

Hoy en día, con todos los estímulos que tienen como TV, móvil, redes sociales, videojuegos, comida procesada hiperpalatable, es muy difícil hacer que un niño pueda desarrollarse ajeno o poco influenciado por ellos. De hecho, son los propios padres los que muchas veces incitan a que los niños, en momentos en los que aún no son conscientes de lo que hacen y las repercusiones que tiene lo que hacen, sean muy influidos por esos estímulos que generan hábitos poco saludables para su salud.

El mayor problema que presenta la mayoría de la población infantil en España y prácticamente en todo el mundo es la obesidad infantil.

Desde edades muy tempranas a los niños se les ofrece alimentos que sí, pueden estar riquísimos y verlos disfrutar mucho comiéndolos, pero que, nutricionalmente son muy pobres y no les van a aportar nada para su desarrollo, al contrario, solo un montón de azúcar y/o grasas saturadas; y por otra parte les van a predisponer a desarrollar hábitos de alimentación poco saludables que les pueden facilitar el desarrollo de enfermedades metabólicas, como obesidad o diabetes tipo 2 a edades muy tempranas.

Pero este problema no se genera sólo si no que viene acompañado de otra pandemia: el sedentarismo. Este hábito nada saludable está muy potenciado por la gran cantidad de esos estímulos que comentábamos antes, pasar gran cantidad de horas frente al televisor jugando a videojuegos o estar completamente enganchado al teléfono móvil consumiendo redes sociales como Tik Tok o Instagram, obteniendo grandes cantidades de “dopamina de fácil acceso” que generan una adicción muy preocupante.

Esto hace que los niñ@s salgan menos de sus hogares, se muevan menos y, en definitiva, se desarrollen peor que otros que realicen más actividades. Y ojo, hay que diferenciar entre infancia activa y una infancia donde al niñ@ esté agobiado por tener las tardes llenas de actividades que le generen agobio y ansiedad, y eso pueda repercutir en su salud mental y descanso.

5 peligros para la salud que acechan a los niños

Como hemos comentado en el apartado anterior, los niños están rodeados de constantes hábitos y estímulos nocivos para su desarrollo y salud. Y este es el contexto real, y gracias a él, podemos detectar y definir los cinco principales elementos negativos para su salud:

  • Inactividad física
  • Obesidad infantil
  • Hábitos de alimentación poco saludables
  • Sistema muscular y óseo poco desarrollados
  • Problemas de salud mental
entrenamiento-ninos-distraido

Vamos a ver cómo afecta negativamente cada uno de estos elementos:

  • Inactividad física: El aumento de las actividades sedentarias, como el tiempo frente a pantallas electrónicas, ha llevado a preocupaciones sobre la falta de actividad física en algunos niños.
  • Obesidad infantil: La obesidad en niños y adolescentes ha aumentado en muchas partes del mundo, y está asociada con problemas de salud a largo plazo como la diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.
  • Hábitos de alimentación poco saludables: La dieta de los niños a menudo está influenciada por factores como la disponibilidad de alimentos saludables en el hogar, la educación nutricional y los hábitos alimenticios de la familia. En algunos casos, la exposición a alimentos altos en grasas, azúcares y alimentos procesados puede contribuir a hábitos alimenticios menos saludables.
  • Sistema muscular y óseo poco desarrollados: Cada vez más los niños tienen peores posturas y problemas en diferentes partes del cuerpo originadas por una falta de desarrollo en su sistema locomotor (muscular y óseo).
  • Problemas de salud mental: La conciencia sobre la salud mental infantil ha aumentado, pero los niños todavía pueden enfrentar desafíos en términos de estrés, ansiedad y otros problemas emocionales. La presión académica y social puede tener un impacto en el bienestar mental de los niños.

Estos factores determinan enormemente la salud y el desarrollo infantil en las etapas más tempranas, sin embargo, existen otros que le damos menos importancia pero que también tiene un gran impacto en la salud integral de los niños. Podemos diferenciar 2, el escaso tiempo que pasan al aire libre y en contacto con la naturaleza, y el déficit de vitamina D.

La vitamina D es esencial para el crecimiento y desarrollo saludable de los niños, y una deficiencia de esta vitamina puede tener varios impactos negativos en su salud como:

  • Salud ósea deficiente, lo que lleva a aumentar el riesgo a sufrir fracturas.
  • Problemas musculares
  • Problemas dentales
  • Sistema inmunológico débil
  • Problemas de salud mental.

Incluso, la evidencia científica ha sugerido que la deficiencia de vitamina D en la infancia puede estar asociada con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas en la edad adulta, como enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

Y, al pasar poco tiempo al aire libre y en contacto con la naturaleza, se verá más acentuado este déficit de vitamina D, incluso se reducirá capacidad de desarrollar habilidades motrices.

¿Cómo puede ayudar el ejercicio físico a los niñ@s y su desarrollo?

El ejercicio físico desempeña un papel crucial en la vida y el crecimiento de los niños, ya que contribuye a su desarrollo físico, mental y social. Aquí hay varios beneficios que el ejercicio puede proporcionar a los niños:

Desarrollo Físico: el ejercicio contribuye al desarrollo de músculos fuertes y huesos sanos en los niños, además de ayudar a mantener un peso saludable y reduce el riesgo de obesidad.

Desarrollo Motor: el ejercicio mejora las habilidades motoras, como correr, saltar, lanzar y atrapar, fundamentales para el desarrollo físico y la coordinación.

Salud Cardiovascular: contribuyemejora la salud cardiovascular al fortalecer el corazón y los pulmones, mejorando la capacidad pulmonar y la circulación sanguínea

Salud Mental y Emocional: el ejercicio libera endorfinas, neurotransmisores que pueden mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés y la ansiedad. Además de mejorar la concentración y el rendimiento académico.

Desarrollo Social: participar en actividades físicas en grupo fomenta el desarrollo de habilidades sociales, como la cooperación, la empatía y la comunicación.Allograr metas físicas y mejorar las habilidades deportivas, los niños pueden desarrollar una mayor autoestima y confianza en sí mismos.

Establecimiento de Hábitos de Vida Saludables: Iniciar hábitos de ejercicio en la infancia puede establecer una base para un estilo de vida activo y saludable a lo largo de toda la vida.

Sueño y Energía: La actividad física regular puede contribuir a un sueño más reparador, mejorando la calidad y duración del descanso.

En JW podemos ayudarte de 2 formas:

  • TU HIJ@ Y TÚ: Actividad para compartir entrenamiento con tu pequeño y pasar más tiempo con ell@s, aumentando el vínculo. Eres su máxima referencia, ayúdale a crear hábitos saludables.

  • GRUPOS KIDS: Donde tu hij@s disfrutarán de una actividad divertida donde mejoren su desarrollo físico, emocional y social, y aprenderán valores como el respeto, la disciplina y el trabajo en equipo

Infórmate sin compromiso en nuestros centros de entrenamiento.

Si te ha gustado esta publicación compartela

Publicaciones relacionadas

Skip to content